viernes, junio 07, 2013

igual y ...

igual y
tal vez
lo único que importaba
era que había dejado de escuchar el silencio

igual y
todo
se resolvía desde el grito callado

igual y
si mi resonar saliese a mi
el resultado sería una consciencia más despierta

domingo, junio 02, 2013

ESCUCHO LO QUE ME OCULTAS!!

De lo profundo de tu esencia pude escuchar aquellos sentimientos que no decías 
los que me escondías tras un juego de palabras que no decías, 
todos los que ocultabas tras otras letras que formaban bellas palabras con dudoso sentido
y pésimo significado 
visible claramente al leer entre las líneas que pretendías mantener ocultas


Y así es cómo te das cuenta de que estás avanzando en el caminar, de que las piedras son tus aliadas
las que te permiten lograr esa claridad para seguir viendo la luz

Sí! Es gracioso cómo hay personas que llaman a las cosas utilizando los nombres que otros queremos oir, sin parase a pensar que, tal vez sean ellos quienes estén mutilados de sentimientos, de amor propio, de miedo! Escondidos tras el propio dolor que provocan a otros.

Considero que cuando quieres estar con alguien, dejan de existir las posibles distancias e impedimentos "ocasionables" o existentes, no hay escusa para el frío o para el excesivo calor del verano. Simplemente quieres estar, compartir, saltar, reír, sentir plenamente la felicidad que tal dicha te provoca. 

Es entonces cuando te preguntas el motivo o el por qué hay quien quiere enmascarar semejantes sentimientos por una míseras palabras que pueden incluso dañar en lo más profundo del alma, del amor que alguien puede sentir hacia otro alguien...

Y nuevamente me vuelvo a preguntar:
. Por qué no se le llama a las cosas por su nombre!
. Por qué existe el pánico a intentar vivir sintiendo hasta que tenga que ser. Aceptando un compromiso de uno con el otro en ese tiempo que es, mientras ha de ser!
. Por qué hacer que la vida sea compleja cuando realmente, si la sintiésemos como única que es, todo sería más lleno de verdad, de armonía desde nosotros mismos!

Y me responden claramente con una suave brisa que alcanza el interior de mi corazón y lo mantiene en constante y tranquilo latido 
sabiendo que ya soy capaz de sentir la compasión hacia quien camina movido por la ignorancia de no querer ver, ni verse interiormente, 
pensando en si mismo sin llegar a escuchar lo que le dice siquiera, el que está frente al espejo...  


martes, abril 09, 2013

Su Santidad y mi PrEsencia

Fueron instantes de gozo, de gracia y dicha que a la vez, se juntaron con tal emoción en mi interior que apenas podía hacer algo más que estar presente...

Recuerdo que cuando iba entrando al estadio era ya algo muy intenso, era la realización de un suelo que ni había llegado a plantearme por haber creído que sería imposible... o bueno, inalcanzable!

Y para mi sorpresa cuando estaba adquiriendo mi pase a la conferencia... faltaban días, semanas incluso algún mes hasta que llegase la cita para emprender viaje al otro lado del mapa nacional a ver a Su Santidad el XIV Dalai Lama. Era y es una realidad, porque ahora, sé más que antes que TODO es posible.