martes, abril 09, 2013

Su Santidad y mi PrEsencia

Fueron instantes de gozo, de gracia y dicha que a la vez, se juntaron con tal emoción en mi interior que apenas podía hacer algo más que estar presente...

Recuerdo que cuando iba entrando al estadio era ya algo muy intenso, era la realización de un suelo que ni había llegado a plantearme por haber creído que sería imposible... o bueno, inalcanzable!

Y para mi sorpresa cuando estaba adquiriendo mi pase a la conferencia... faltaban días, semanas incluso algún mes hasta que llegase la cita para emprender viaje al otro lado del mapa nacional a ver a Su Santidad el XIV Dalai Lama. Era y es una realidad, porque ahora, sé más que antes que TODO es posible.





No hay comentarios:

Publicar un comentario